El decálogo del buen fotógrafo.

Por: Yanelys Hernández Cordero

Hace apenas semanas, en una conversación coloquial, una buena amiga y colega manifestó su criterio de que “cualquier persona podría tomar fotos como un profesional si cuenta con el equipamiento necesario para ello”. A pesar de que su trabajo mucho tiene que ver con el arte de la imagen y de haber compartido a lo largo de su carrera con varios fotógrafos agrega que “a fin de cuentas, solo es apretar un botón y ya está: tienes tu captura”.

Refutar su punto de vista -de manera respetuosa- resultó particularmente sencillo. Su juicio no solo obviaba la creatividad, la visión y la técnica, sino también la sensibilidad y expresión individual. Transportándolo a su contexto cotidiano profesional, una simple analogía permitió ilustrarle algo que para mi sorpresa no era tan evidente para ella. Todos tenemos acceso a medios con qué escribir sin embargo no todos somos dramaturgos, periodistas, poetas, narradores… artistas.

Y es que hay mucho camino por recorrer en este mundo de la fotografía donde los azares no son precisamente el “plato fuerte”. Para ella y para otros que subvaloran el oficio, pero sobre todos para quienes lo aman, hoy compartimos una serie de rasgos a tener presentes si deseas dedicarte a la fotografía.

No se trata de consejos, tips o técnicas. La propuesta que ponemos a tu disposición está basada en un estudio inscrito dentro de Producciones Irízar y publicado en el Blog del Fotógrafo bajo la autoría de Luis Falcón; quien después de un arduo proceso investigativo y la consulta a disímiles fuentes logró recopilar diez puntos esenciales a los que llamó “El Decálogo del Buen Fotógrafo”.

1-CONOCE A TU CÁMARA COMO A TI MISMO.

Cuando compramos una cámara, ésta trae consigo mucha de las respuestas que necesitamos. Sin embargo, con la facilidad que otorga Internet, solemos pensar que cualquier duda nos la resolverá una tercera persona y ni siquiera leemos el manual del equipo. Saber dominar los modos y tener un control total sobre nuestra herramienta de trabajo nos permitirá saber en qué situaciones se desenvuelve mejor o peor nuestra cámara.

2-ANTES DE APRENDER LA TÉCNICA, DOMINA LA TEORÍA.

Conceptos como: ISO, apertura, exposición, reglas de la composición, encuadre, velocidad de obturación, etc. son imprescindibles para conseguir una buena fotografía. Son términos que hay que tener siempre en mente.

3-PREPARA BIEN TU EQUIPO ANTES DE SALIR.

Antes de llevar tu cámara a un evento, verifica que la tienes lista, con suficiente espacio en la memoria y, sobre todo: cargada. No pierdas un instante único por irresponsabilidad.

4-SER UN FOTÓGRAFO Y COBRAR POR ELLO NO ES UN HOBBY, ES UNA PROFESIÓN. HAY QUE VALORARLA Y RESPETARLA.

Félix Arencibia, destacado fotógrafo y docente cubano, decía a sus alumnos que un fotógrafo profesional era aquel que cobraba por su trabajo. Podías ser bueno, malo o regular; pero ya eras un profesional. Entonces, cuando decides que es tiempo de cobrar por lo que haces, pon todo el empeño para que que el resultado sea el mejor posible. El esfuerzo remunerado es siempre fuente fuente de motivación para el artista y más si se trata de algo que amas.

5-LA CÁMARA NO HACE AL FOTÓGRAFO: EL FOTÓGRAFO ES LA PERSONA, NO EL EQUIPO.

La sensibilidad, la inspiración y la forma de tomar imágenes no vienen incluidas en una cámara: vienen de ti mismo. Por tanto, desarrolla la creatividad, entrena la vista y principalmente, céntrate en contar una historia.

6-TOMA TIEMPO GANAR PRESTIGIO Y RECONOCIMIENTO, PARA ASÍ POSICIONARTE EN EL MERCADO Y OBTENER NUEVOS CLIENTES.

La confianza que deposita cada cliente en nosotros permitiéndonos documentar un momento irrepetible en sus vidas, debe ser retribuida con un trabajo completo y acorde con las demandas de nuestro empleador. La principal publicidad que tendrás es la de un cliente satisfecho.

7-SI VAS A INVERTIR, QUE SEA EN OBJETIVOS.

Una de las ventajas que dan las cámaras réflex es precisamente la de poder intercambiar lentes: elementos indispensables a la hora de registrar la imagen. Si ya tienes el equipo profesional, complétalo con los objetivos que necesitarías según lo que vas a fotografiar. Si no puedes permitirte varios lentes, no te preocupes, esta no es una limitante. Sin embargo, existen objetivos más idóneos para desarrollar cada género fotográfico.

8-LA PACIENCIA: VIRTUD ESENCIAL DEL FOTÓGRAFO

Para lograr la fotografía que tienes en la mente, se requiere esperar el momento adecuado. La paciencia debe ser algo que cargues en tu maleta de fotógrafo siempre… y hasta de reserva.

9-EL PRIMERO EN CRITICAR TU TRABAJO DEBES SER TÚ MISMO.

Tú debes ser el primero en criticarte, en autoevaluarte, pero eso sí, con conocimiento de causa. Una vez que veas la imagen desde la autocrítica, podrás recibir mejor los comentarios del resto de la gente.

10-MIENTRAS MÁS PRACTIQUES, MÁS TE DARÁS CUENTA SI VAS POR BUEN CAMINO.

La práctica hace al maestro. Si te es posible, lleva tu cámara siempre contigo. Mientras más oportunidades tengas de realizar fotografías, más te darás cuenta en qué estás fallando y podrás irlo solucionando con el paso del tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s